7 consejos imprescindibles para la higiene de tu bebé

plastimyr - higiene bebé
  1. Es imprescindible la utilización de productos hipoalergénicos y que respeten el ph natural de la piel del bebé. Una piel especialmente delicada y susceptible de irritaciones que debe tratarse con la máxima delicadeza.
  2. Los tratamientos del cabello deberán aplicarse primero, para que hagan su efecto durante unos cinco minutos, ya que no es recomendable frotar la cabeza del bebé en sus primeros meses. Reparte el champú con suavidad por toda la cabeza y espera unos minutos. Un tiempo ideal para que disfrute con el agua y se relaje con el baño.
  3. Ritualizar el momento del baño también es importante dado que crea una rutina en el bebé que lo predispondrá al descanso durante la noche. Por ello aunque cada uno es libre de lavar al bebé cuando lo crea más oportuno, los pediatras recomiendan en su mayoría hacerlo antes de dormir, por lo expuesto anteriormente.
  4. El especial cuidado de los genitales también es sumamente importante. Aunque recomiendan no retirar el prepucio del niño durante el lavado en los primeros meses, háblalo con el pediatra para saber en qué momento deberás lavar el pene integralmente. Ya que es una cuestión que deberás cuidar con atención durante los primeros años. En la higiene íntima de las niñas hay que prestar especial atención en limpiar primero la zona anal y luego la vaginal, nunca con la misma toallita. En caso de limpiar tras defecaciones es especialmente importante limpiar de adelante a detrás. Impidiendo así que bacterias fecales puedan generar infecciones en la vagina.
  5. El cuidado de las uñas es indispensable, y aunque en primera instancia no hay que cortarlas, muy pronto deberás hacerlo dos veces por semana en las manos y una vez en los pies. Acostumbrar al niño a lavarse las manos después de jugar y antes de comer también es un hábito que prevendrá posibles infecciones.
  6. El lavado nasal también es importante, podrás hacerlo con suero fisiológico o agua de mar. Girando la cara del bebé hacia el orificio que vas a lavar y luego hacia el otro lado. Unos segundos bastarán para sonar o aspirar los mocos restantes.
  7. Procura vestirle con ropa cómoda y holgada, no es recomendable la ropa ajustada en los primeros meses, ya que puede propiciar irritaciones en ingles y axilas. Y por descantado, confía en ti, nadie mejor que tú (excepto tu médico, claro) sabrá lo que necesita tu bebé.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *