¡Bebés preparados para ir a la playa! 5 consejos fundamentales

Nuestro peque ya tiene unos meses y estamos deseando llevarlo a la playa, a la piscina o al lago de nuestro pueblo. Es una decisión muy personal de cada familia, decidir en qué momento consideran oportuno llevar por primera vez al pequeño, pero si no quieres cogerte los dedos y asegurarte de no correr riesgos innecesarios, espera a que ronde los seis meses y cumple siempre con estos 5 consejos fundamentales:

  1. En primer lugar, el horario ideal para ir a la playa con tu bebé es en las horas de menor proyección solar. Se recomienda ir de ocho a once, o de cinco a ocho. Es decir, por todos los medios debemos evitar estar con un bebé en la playa durante los picos de calor, que suelen ser de once de la mañana a cuatro de la tarde. Por lo tanto lo recomendable es asistir a primera hora del día o a última. Y siempre teniendo en cuenta los consejos que os ofrecemos a continuación.
  2. El bebé siempre debe llevar ropa transpirable, preferiblemente de algodón: bañador, camiseta y gorro. Bajo ningún concepto desvistamos al pequeño bajo el sol, ni para bañarlo con nosotros. Cuando salga del baño debemos ponerle una camiseta limpia y seca.
  3. Se recomienda que descansen siempre bajo una sombrilla o cualquier otro tipo de parasol. Actualmente existen muchas posibilidades para tenerlos protegidos y entretenidos.
  4. La utilización de cremas solares es otra cuestión a tener en cuenta. En bebés muy pequeños no es recomendable, pero ya existe ropa con protección solar añadida. Si ya tiene la edad recomendada, podrás encontrar protección específica para bebés en tu farmacia. Ten en cuenta que debes proteger al niño al completo, y aplicar la crema media hora antes de acudir a la playa, para que haga el efecto correcto. Además, deberás renovarla cada dos o tres horas. Y ten en cuenta que si es la primera vez que vas con tu bebé a la playa, una sesión de dos horas es más que suficiente.
  5. A partir del añito ya podrán llevar gafas de sol. Muy útiles y recomendables, siempre que cumplan con los certificados de calidad correspondientes y los requisitos legales de la UE. Unas gafas malas pueden salirte muy caras, no ahorres en eso, cómpralas siempre en ópticas especializadas.

Cumpliendo con nuestros consejos para Mamás al día de Plastimyr, no tendrás que preocuparte de correr riesgos innecesarios para tu pequeño. El sol es una cuestión que no debemos tomar a broma ni los adultos, imagina en el caso de una piel tan sensible como la de un bebé. Una vez que cumplamos con esos requisitos, tenemos todo el tiempo para disfrutar con ellos debidamente en la playa, la piscina o donde más nos apetezca refrescarnos.

 

Share

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *